Carta a la Luna 381 – Ida

Despegó, hacia el sur
todo azul, el mar te besó
no importa al final
tal vez no te vea más

Empezó, un compás
que no oía palpitar
cuando alguien se va
tal vez no vuelva más

Escribo, desde aquí
siempre algo sobre mi
cuando tenga que marchar
tal vez no deba mirar atrás.

Carta a la Luna 364 – Procesos

Espero que el golpe aterrice certero
entero el espacio y yo a la mitad
mintieron y lo acompañaron de un beso
salieron sonriendo y yo quería entrar
extraño el proceso de querer a lo lejos
absurdo el instante en el que quise odiar
ahora la calma a llegado al puerto
ahora la luna no baila con el mar

Insomnio querido, ya no duermas conmigo
detesto tu estilo, tu y yo no vamos más
el sueño un día, huyendo despavorido
la noche era un cuento de nunca terminar
absurdo el proceso de todos mis excesos
extraño el espejo, no me podía mirar
ahora el tiempo me enseña a ser viejo
ahora la luna brilla en otro lugar…

Carta a la Luna 352 – Que se quede

Que quede de mi una sonrisa grande
un abrazo a la luna y algún instante
que quede de mi la verdad por delante
no mentirte, aunque puedas enfadarte
que quede de mi, fuerte, una canción
todo lo que escribí, siempre, de corazón
que quede de mi también un beso
una mirada clara, que grita en silencio
que quede de mi siempre una bienvenida
incluso ahora que se acerca la despedida.

Carta a la Luna 326 – No seré yo

Todo disperso al rededor
absurda y torpe la razón
seré un recuerdo un rato
un cuadro en el salón
y no seré yo…

Todo de pronto se nubló
hasta el tiempo se paró
seré una frase escrita
quizás una oración
y no seré yo yo…

Todo es nada al final
tal vez no sepa regresar
seré un beso antiguo
en vías de extinción
y no seré yo.

Carta a la Luna 300 – Después de todo sigo aquí

Después de trescientas cartas
sigo escribiéndole a la luna
sigo entre estrellas, entre tantas
pero similar, ninguna
después de un golpe de suerte
y otro del olvido
después del tiempo
aquí sigo vivo.

Después del pasado
sólo tengo presente
voy más desgastado
pero jamás ausente
un beso y sonrisa
aprendí por fin a verte.

Después pero antes
que sea tan tarde
después de hablar tanto
y al final, en realidad, nadie sabe
después todo, es igual
después, volveré a estar.

Carta a la Luna 283 – A veces, nada

A veces por tu pueblo
como un fantasma
en el desierto
nadie sale a saludar
nadie quiere contestar
vuelve sin respuesta el eco.

A veces por los suelos
como una huella
de un tiempo muerto
nadie sabe la verdad
nadie quiere recordar
vuelve frío tu silencio.

A veces por la historia
como un beso
en el recuerdo
nada vuelve a ser real
nada vuelve a palpitar
vuelve nada y nada espero.

Carta a la Luna 282 – Tengo algo

Tengo insomnio en mis sueños
tengo tinta en los dedos
cartas que no sé si llegarán
tengo un hambre pasajero
que aprendió a ayunar
tengo el fin para empezar
tengo ahora la esperanza
con ataques de ansiedad
tengo guardado este cuento
que nunca pudo acabar
tengo todos mis latidos
a punto de caducar
tengo todos los sentidos
ahogados por naufragar
tengo tanto y tú tampoco
acierto si me equivoco
tengo un paso más que dar
queda tanto por andar
tengo tu acción y mi reacción
tengo un beso recurrente
tengo la verdad que miente
y yo tengo también nada
demasiado exagerada.

Carta a la Luna 265 – Procesos

En tu proceso fui
esquivé razones
me perdí
en mi proceso
reviví
vestido de espacio
artista lunar
resaca del pasado
tormenta y atormentado
simpleza y belleza
descarga de fuerza
sonrisa y labios
movimiento
mucha música
lo que siento
y abrazos
entero en pedazos
reciclándose a diario
motor antiguo
dañado a rugidos
cabalgata estelar
estrellas desbocadas
perdiendo miradas
buscando tu rastro
viviendo en un casco
escribo averiado
tal vez soy recambio
piel nueva otra vez
vuelto al revés
sentir que hace daño
pero eso es mi viaje
y es mi equipaje
sabía lo que hacía
el efecto y tu causa
el pulso sin ritmo
aunque no es lo mismo
todo esta bien
nunca fui quién
tampoco astronauta
sólo uno que escapa
del renglón cotidiano
en la oración de la vida
quien vio la salida
el que abrió los brazos
un beso independiente
un “te quiero” recurrente
otra carta dedicada
para ti, igual que ayer
sin nada que esconder.

Carta a la luna 262 – Propenso

Después de ti
es antes
porque si
porque explotó
el pecho quebró
después de ti
principio
al final
querer no bastó
guardé el corazón
después de ti
cenizas de mi
para revivir
acción a distancia
por tanta constancia
frenaron mis pasos
caí en pedazos
después de ti
aún aquel beso
abrazos y cuentos
princesa y dragón
verdad y ficción
paseo inmortal
mi musa lunar
me hice ajeno
me diste silencio
guardo esa canción
herida, sin voz
queriéndote así
tal vez no dormí
o no desperté
tu sabes y sé
jamás lo fingí
que sigo aquí
consciente
y ausente
propenso al fin
conmigo
y sin ti.

Carta a la Luna 257 – Pasos de mi

Mis pasos ahora pesan
rompen el camino
principios de nostalgia
atadas con los dientes
a mis ojos ya nublados
fuertes vientos
trago amargo
incansable la locura
enamorando a la cordura
frágil pulso de mi suerte
y astronauta por quererte
inservible el mecanismo
que me hacía respirar
tan lejano esperarte
no te vi jamás llegar
golpe exacto en el pecho
tan torcido sin derecho
encendí un volcán por ti
para que sepas volver
tengo el humo para mi
erupción de lo imposible
un poema a lo inservible
lava hirviente en la piel
despegué de un punto ciego
arrastre a pulso mi cuerpo
no miré y no huí
no escapé jamás de aquí
entre polvo de estrellas
entre truenos y cometas
dando gritos por la voz
que rió porque estoy solo
dando todo y no quitando
tú sonrisa y yo dolor
se acabó esa frontera
desactivo mi sistema
soy de hueso y corazón
soy de carne de cañón
por momentos extranjero
para ti quizás recuerdos
soy también sobre el papel
soy un tiempo que perder
si se aburre la belleza
en su juego, una pieza
soy presente y no pasado
soy el beso que te he dado
soy por ti y siempre por mi
soy un siempre hasta el fin
soy también quizás eterno
porque muero todo el tiempo
soy al fin lo que yo siento
y jamás lo que poseo.