Carta a la Luna 265 – Procesos

En tu proceso fui
esquivé razones
me perdí
en mi proceso
reviví
vestido de espacio
artista lunar
resaca del pasado
tormenta y atormentado
simpleza y belleza
descarga de fuerza
sonrisa y labios
movimiento
mucha música
lo que siento
y abrazos
entero en pedazos
reciclándose a diario
motor antiguo
dañado a rugidos
cabalgata estelar
estrellas desbocadas
perdiendo miradas
buscando tu rastro
viviendo en un casco
escribo averiado
tal vez soy recambio
piel nueva otra vez
vuelto al revés
sentir que hace daño
pero eso es mi viaje
y es mi equipaje
sabía lo que hacía
el efecto y tu causa
el pulso sin ritmo
aunque no es lo mismo
todo esta bien
nunca fui quién
tampoco astronauta
sólo uno que escapa
del renglón cotidiano
en la oración de la vida
quien vio la salida
el que abrió los brazos
un beso independiente
un “te quiero” recurrente
otra carta dedicada
para ti, igual que ayer
sin nada que esconder.

Carta a la Luna 256 – ¿Volverás?

Debo ver el horizonte
sin tu puesta de sol
debo opacar el norte
romper esa ilusión
y no te mueves más
no vas a saludar
decides de cabeza
torciste la belleza
buscándote perdí
queriéndote sin fin
desastre huracanado
silencio en la canción
derrame de tensión
prisión para soñar
princesa espacial
soltaste al dragón
ardió todo en dolor
y quise continuar
te juro, no paré
no pude detener
todo siguió igual
la sangre bajo cero
la herida es de un beso
excusa anestesiada
clavada en la espalda
amor tan devaluado
tatuaje en mis manos
de ti, me tengo a mi
cruzando la locura
rogando por la cura
preciosa inmensidad
inundas mi espacio
vibrando muy despacio
lo cierto es la mentira
silbando por el suelo
mordiendo sin piedad
lloviendo sin consuelo
tristeza en el altar
proceso familiar
te quiero y no lo niego
te quiero, es lo que siento
tus ojos me soltaron
tus brazos olvidaron
escribo por aquí
clavándome al papel
no me quisiera ir
¿y tú quieres volver?

Carta a la Luna 232 – Hoy no estás aquí

No sé como me llamo, podría ser cualquiera, pero recuerdo tu belleza y sé que estoy enamorado, sé que cruzo el espacio, disfrazado de astronauta, sé también que me haces falta y que hoy no estás aquí.

No sé cual es mi historia, podría ser un espejismo, pero recuerdo tu sonrisa y sé por qué aún respiró, sé que te extrañan mis manos, sólo escriben para ti, sé también sobre mis ganas y que hoy no estás aquí.

No sé volver a casa, porque no tengo un lugar, pero contigo a mi lado cualquier sitio podría ser mi hogar, sé que escuecen las heridas, no las curan las mentiras, sé que tú eres mi verdad y que hoy no estás aquí.

Carta a la Luna 224 – Mi problema

Mi problema eres tú y también mi solución, tu efecto sobre mi es la cura a tu enfermedad, tu preciosa energía espacial es infinita libertad, mi problema es que ahora, no sé dónde estarás.

Mi problema es el silencio que llegó sin tu canción, tu sonrisa es un vicio inmortal, tu belleza está tatuada en mi horizonte espacial, mi problema es que ahora, no sé dónde estarás.

Mi problema es esperarte y creer que volverás, tu silueta recorriendo como electricidad, tu recuerdo me da fuerza en mi viaje espacial, mi problema es que ahora, no sé dónde estarás.

Mi problema es que te quiero y no lo puedo evitar, tu ausencia hace difícil respirar, tu escape por las sombras me llenó de oscuridad, mi problema es que no sé, si tú piensas en volver…

Carta a la Luna 223 – Me hace vivir

Desprendí al temor de la piel, escuché tu canción y estallé, por tu efecto y mi reacción, mis sentidos quieren volar, tocar tu órbita lunar, tu belleza es espacial, lo que siento por ti, me hace vivir.

Dibujé tu nombre en mi piel, recordé tu sonrisa y despegué, entre niebla y oscuridad, las estrellas no brillan más, quisiera poderte encontrar, tu mirada es especial, lo que siento por ti, me hace vivir.

Ignoré el frío en la piel, me abrí y te pude ver, entre ruido y tempestad, sé que voy hasta el final, no es necesario soñar, tu energía es muy real, lo que siento por ti, me hace vivir.

Carta a la Luna 213 – Allí y yo aquí

Allí en mi planeta los años arrasaron, las ideas se olvidaron y el recuerdo se perdió, aquí en mi cabeza el vacío pego fuerte y sentenció, aquí en esta noche de invierno ya no sé muy bien quién soy.

Allí en mi planeta te observaba desde casa, sentado en el balcón, aquí vine a buscarte y no puedo encontrarte, la belleza se perdió, aquí en estos días sigo vivo aunque no sepa bien si estoy.

Allí en mi planeta estaba mudo, siempre mirando al futuro y perdiéndome del hoy, aquí en esta parte del espacio, ahora respiro despacio y susurro tu canción, aquí en esta noche aún te espero y te guardo el corazón.

Carta a la Luna 189 – Poder llegar

Mis brazos alrededor de la luna, de ti, o de ninguna, alrededor de un sueño, desperté, mis ojos sumergidos en los tuyos, se apaga todo el ruido y flotando sin pensar, en tu sonido espacial, imaginé llegar, una noche, conectado a una estrella, enchufado a tu belleza lunar, el deseo a mi vida fugaz siempre fue, resistir y poder llegar.

Mi mente de repente, ya no sirve, el pecho me advierte, que soy libre quisiera abrazarte otra vez, quisiera acercarme y poder decirte que te quiero, decirte que te espero, me muevo ahora ya sin parar, ahora mismo, si muero me da igual, siempre me vuelves a reanimar, cuando te siento, aunque no estás, sabré resistir y espero poder llegar.

Mis manos dibujando tu sonrisa, mis poros respirando de tu brisa, quisiera tanto y me vuelvo a olvidar, entiendo que ahora sé caminar, paso a paso, ahora tengo claro que no hay descanso, por ti me alejé de la falsa seguridad, salté a el espacio en un viaje final, sin regreso, porque me gusta hasta tu forma de parpadear…espero resistir y tal vez, un día, poder llegar.

Carta a la Luna 158 – Estoy contigo

Después de todo, entendí el lenguaje del espacio, la silueta de tu risa, la belleza en tu sonrisa y tus pasos inspirando, uno por uno a mi presente, que olvidó ya el pasado, no me importa el futuro, sólo tú ahora mismo, ya no hace tanto frío, este astronauta estará siempre contigo.

Después de todo, aprendí a oír al viento, la canción de tu alegría todo el día y soy feliz, estoy contento y escribiendo para ti, no estás sola, estoy aquí, no me importa lo que venga, sólo tú ahora mismo, porque tengo un motivo, este astronauta estará siempre contigo.

Después de todo, me perdí en un momento, no desperdicio más el tiempo, para decirte lo que siento, puedes confiar en mi, quiero que seas feliz, te daría el corazón, no me importa la razón, sólo tú ahora mismo, porque sigo en el camino, este astronauta estará siempre contigo.

Carta a la Luna 157 – En cada carta

Mañanas y días enteros de ti, de tu sonrisa, de tu mirada, abriendo y cerrando latidos, resumiendo siempre el infinito, estás guardada y escapando en mi cabeza, dando vida a la belleza otra vez, me robaste esas ganas de correr y ahora estoy mucho mejor, porque aprendí como querer, ahora no puedo perder, escribiré tu reacción en lo que siento, en cada carta el corazón.

Galaxias enteras, latiendo por ti, por esa risa, por esa brisa que no acaba y da vida, abriendo siempre el reloj, desarmando el tiempo y pintando todo en color, dando voz hasta al silencio, las estrellas en tu cuerpo floreciendo, me quebraste el cristal del miedo, me enseñaste a decir que si, ahora no puedo morir, escribiré a tu vida cada día, en cada carta el corazón.

Universos enteros chocando atraídos por ti, magnetismo increíble, luna moviendo los mares de cada sistema, moviendo el flujo en mis venas, cargando de fuerza mis manos, letra a letra un poco de mi, todo esto es para ti y siempre fue así, me enseñaste que el milagro es posible, que todo empieza aunque termine, ahora no puedo mentir, escribiré, para ti siempre hay tiempo, en cada carta el corazón.

Carta a la Luna 155 – Luna veintitrés

Luna veintitrés, tú energía va creciendo, hoy entré navegando desde el alba, por tu mirada y sus mares verdes como gemas, hoy no temas que la suerte es para ti, chica de plata, de risa intacta, esta mañana te encontré y naufragué en la belleza, el artista despertó de prisa, dibujé la curva en tú sonrisa, te abracé y vi el primer regalo hoy, ya no siento que no estoy, inspiraste a las estrellas al nacer.

Luna veintitrés, muchos años recogiendo las miradas, ahora inspiras mil palabras desde mi, a pesar del frío que empieza a nacer aquí, calentaste al que late y dice más sin hacer ruido, me regalaste un motivo, chica lunar, estar contigo siempre es algo espacial, a pesar que casi no pueda respirar, eres la brisa que vuelve a soplar, dibujé escuchando esa canción, que dispara la emoción, inspiraste a las estrellas al nacer.

Luna veintitrés, tantos años en tú piel, pero también en el aire, ese plus de eternidad, junto a ti no se hace tarde, hoy alguien nos recordó que dar es dar, te di un setenta por ciento y algo fresco en el aliento, por favor vuelve a cantar, no lo haces nada mal, esta mañana estabas tú al otro lado de la mesa, desconecto por un rato la cabeza y funciona el corazón, es más sabio y no miente, es verdad lo que se siente, inspiraste a este astronauta otra vez.