Carta a la Luna 402 – Desierto y noche

Desierto y noche, luces del final
voz de caída, nadie va a esperar
qué sueño extraño, regresó a por mi
cuando despierte no estaré más aquí

Luna en mis cartas, viajan sin parar
quizás orbitan, reflejando en el mar
qué importa nada, yo no tengo lugar
naufragio interno, restos por encontrar…

Carta a la Luna 400 – Es igual

El tiempo se rasgó
el sol desconectó
y pronto me iré de aquí

El ruido estalló
la luna se perdió
y no queda nada aquí

Ya no importa si caí
si un mal día me perdí
si ya no sobreviví
si el aire escapó de mi
es igual…

El frío se extendió
el pulso terminó
y no quiero estar aquí

El sueño no volvió
el cielo se rompió
no quiero morir aquí

Ya no importa si caí
si un mal día me perdí
si ya no sobreviví
si el aire escapó de mi
es igual…

Carta a la Luna 391 – Pasó

Tantas veces congelado, simulando estar vivo
el momento más exacto, siempre es aquí
y nada puede ser todo…y todo pasó

Tantas veces me salí, al espacio volando
abrazando lo que siento, hasta el fin
y sin nada, es todo…y todo pasó

Tantas veces me perdí, escribiendo un poema
aprendiendo del vacío, sobre mi
siendo parte de todo…y todo pasó.

Carta a la Luna 374 – Dice

Dice el cielo sobre mi
todo está acabando
dice cada paso por aquí
algo está fallando

Recuerdo que abrí
el pecho hacia ti
después me perdí
y terminé para volver a comenzar

Recuerdo mentir
diciendo la verdad
recuerdo escribir
cada palabra y la puerta del final

Dice el tiempo que me fui
mientras estoy llegando
dice algún recuerdo al sonreír
sólo eres humano

Recuerdo morir
mirando hacia atrás
recuerdo vivir
abrir los ojos bien cerrados y amar

Y luego partí
al sur de la ficción
después sucedí
moví los brazos y salí a respirar…

Carta a la Luna 372 – Rastro

El sonido del vacío grita a tiempo
el espacio se desprende del silencio
yo no tengo un solo rastro más aquí
nada más caerá al final

La sonrisa de la sombra del momento
la promesa de papeles en el viento
yo no tengo un sólo rastro más aquí
y quizás todo empiece al final

Corazón abrigado en el cemento
cae la lluvia, la marea va creciendo
yo no tengo un sólo rastro más aquí
naufragar y tal vez, respirar…