Carta a la Luna 218 – Cuando tú no estás

Sigo vivo por los pelos, sigo en busca del tesoro, aún respiro de algún modo y si apareces en mi mente soy feliz, vuelvo a tomar las riendas, flotando en el espacio sideral, pero cuando tú no estás…nada es tan especial.

Sigo vivo y en camino, sigo olvidando sobre mi, aún te espero con los brazos bien abiertos y un regalo para ti, vuelves a encender mis venas, si recuerdo tu sonrisa espacial, pero cuando tú no estás…nada es tan especial.

Sigo entero pero partido, sigo deseando verte llegar, aún te quiero y es tan intenso, me enamoro si pienso en ti, te vuelvo a escribir princesa, tu efecto es inmortal, pero cuando tú no estás…nada es tan especial.

Carta a la Luna 186 – Nada, todo y algo

Con nada soy feliz, siento tanto desde aquí, es tanto para mi tu sonrisa, una mirada y tu risa, tengo tanto y nada, si apareces en mi corazón, detienes el reloj, quisiera salir a la calle, ir a por ti, el espacio es muy grande para mi.

Con todo soy feliz, escribo desde aquí, es tanto para mi si te veo, no sabrás nunca, quizás, cuanto te quiero, ese lienzo en un dedo, en tus brazos un incendio y quisiera salir, a la calle, ir a por ti, el espacio es muy frío para mi.

Con algo sobre ti, es muy duro para mi, es tanto y tan fuerte, sigo aquí, sin aire y sin pedir más deseos, no me importa si me pierdo, reviviendo cada vez que muero…juro que quisiera ir a por ti, el espacio es tan absurdo, ahora, para mi.

Carta a la Luna 185 – Densa

Densa la corriente espacial, fuerte el río negro, luna subliminal creo que te veo, pero no estás aquí, siento que te siento, pero no estás junto a mi, fuerte es el destino golpeando, haciendo olas, apagó hasta al sol, lento el momento y sin tus ojos no sé si vengo o voy, pero dentro algo funciona y aquí estoy.

Densa la marea, me mareo y pierdo el control, marcas en mi mente, de repente apareces tú, pero no es verdad, no te puedo tocar y sé bien que no estás, fuerte golpe en el pecho, mi corazón esquiva esa quietud al acecho, eterno el momento sin tu energía, a veces no sé si vengo o voy, pero dentro sigo latiendo, aquí estoy.

Densa la tormenta sideral, estrellándose en las rocas las estrellas, ahora ruge el mar, quiero ser eterno y aguantar, sólo soy un tipo enamorado de ti, no sé cuánto dure, pero daré todo de mi, lento sigo el viaje, si me ahogué, reviví, sólo de equipaje, lo que dejaste aquí, a veces no sé si vengo o voy, pero te siento, aquí estoy.

Carta a la Luna 93 – Viaje Lunar 2 – Día 6

Cuando te veo, los relojes pierden tiempo y los planetas ya no giran,
cuando te veo, estoy despierto o dormido pero se que no es mentira,
cuando te veo hay carnaval en mi alegría y la vida es más vida con tu vida,
cuando te veo o te recuerdo, me inspiras a escribirte lo que siento cada día.

Cuando te siento, se detiene hasta el viento y me tiemblan las rodillas,
cuando te siento creo que me lo imagino pero se que no es mentira,
cuando te siento mientras viajo entre estrellas, con el soundtrack de tu risa,
cuando te siento y respiro enamorado, lo que daría por tenerte a mi lado…

Cuando apareces y tus pasos ponen ritmo a tus caderas mientras llegas,
cuando apareces y tus ojos dicen más que los poemas, no es mentira,
cuando apareces y revelo con mis ojos el secreto de mi viaje por el espacio,
cuando apareces y quisiera resumirte lo que siento, con un beso y un abrazo.

Carta a la Luna 82 – Lado B (Algo de ti)

Alguna vez te soñé y ahora apareces frente a mi,
siempre te imaginé y ahora por fin te puedo ver,
desde que te conocí, todo tiene más color,
desde que te pude abrazar, el universo se expandió.

Algunos años atrás, me empecé a resignar,
era imposible encontrar, lo que ahora puedo tocar,
desde que te conocí, la música es mucho mejor,
desde que te pude besar, sólo existimos tu y yo.

Algunos meses atrás, me perdí y todo el mundo se enfrió,
tenía miedo y buscaba algún remedio en el dolor,
desde que me conocí, sé que te quiero de verdad,
desde que vives en mi, siempre me vuelvo a enamorar…de ti.