Carta a la Luna 234 – Arriesgarme

Un paseo eterno espacial, una apuesta imposible, mis sentidos inservibles y me pierdo en mi, pero sé muy bien por qué me fui, amo arriesgarme así, si lo hago por ti.

Un descanso racional, inevitable herida por latir, aunque se quiebre, el corazón sabe seguir, pero si tu no estás, no sé por cuanto más, amo arriesgarme así, si lo hago por ti.

Un equilibrio artificial, un intento mudo de gritar, ya sin aire en realidad, sólo el que escapa de mi, si te interesa, espero aún estar aquí, amo arriesgarme así, si lo hago por ti.

Carta a la Luna 65

Me preparaste un par de cafés sin azúcar para mantenerme atento y descubrir

entre letras y palabras tres canciones secretas que te hicieron sonreír

Tal vez lo mío sea una locura pero es lo que siento fuerte desde dentro,

eres lo más lindo que ha visto mis corazón, lo esencial es invisible a los ojos,

me juego todo por ti sin dudarlo, mi tiempo es perfecto si estoy a tu lado.

Amo mucho más que cualquier otra cosa, poder hacerte reír y verte feliz,

cuando coincido contigo y comparto mil cosas con una mirada, sin hablar,

aunque luche contra esto, otra vez inevitablemente me volvería a enamorar,

siempre estas en lo que hago, en cada canción y en la mayoría de mis sueños,

ya se me acabó el miedo, y no me voy a rendir, te quiero y no voy a parar.

Luna, eres mi verdad, por algún motivo espacial siempre estas viviendo en mi,

no vale la pena fingir, el tiempo no va a esperar, sólo somos dust in the wind…

me enseñaste a descubrir la mentira de lo imposible, la cobardía de desconfiar,

ahora, desde el alba en mis latidos, estoy aquí para ti y eso no va a cambiar.

Carta a la Luna 51 – Te vi

Te vi la primera vez a nivel del mar agitando las mareas,

y ahora me agitas el corazón a un nivel totalmente espacial…

tú me inspiras como no creí fuera posible en esta vida.

Te vi y me contagiaste un mal de amores que no tiene cura,

una sonrisa increíble que ningún espejo podría imitar,

un beso que fue como un trueno y me puso a soñar.

Te vi y tu efecto fue como un big-bang en mi mente,

se me derrumbo todo lo conocido y construí un viaje estelar,

para estar cerca a ti, para poderte abrazar en una carta todos los días,

eres también esa música que amo y en el dibujo perfecto, el trazo final.

Te vi hoy otra vez y agradezco estar aquí en tu tiempo, y en este lugar,

compartiendo alguna risa y estrenando mis latidos sólo al oírte hablar,

Me haces sentir tanto por dentro que a veces parece que no lo puedo contener,

es difícil, pero me hace sentir tan vivo…tanta energía, me diste un motivo.

No cambiaría por nada en el mundo, cada segundo contigo.

Carta a la Luna 32

Cruzo un campo de asteroides, pero ya sin miedo, voy contento

y siempre estas ahí luna, ese hecho no puede cambiar, 

ahora eres muchas canciones que conozco y llevo en este viaje

y ese es todo mi equipaje, eso mis ganas por arriesgarme y vivir

estoy muy bien ahora, esquivando algunas rocas, por fin siento paz.

Es muy lindo ver mis manos escribiéndote a la luz de tu mirar desde lo alto,

me gusta hacerlo mientras canto junto a una música cómplice y que amo,

sé que es corta la vida, pero que bueno es poder así vivirla,

con un motivo incendiándome el pecho de emoción cada día.

Esta revolución cósmica en mi interior, me mantiene queriendo ser mejor

estas ganas de energía lunar, me mantienen sonriendo por lo que me das

tengo todavía mi vida y este camino infinito por tus senderos de estrellas

dónde por fin me verás con claridad,

ofreciendo mi corazón  y absolutamente nada más.