Carta a la Luna 348 – Aurora

Descifré el laberinto en mis huellas
mientras besan estos textos de papel
amarré mi corazón a una sirena
se perdió en las olas sin volver

Anudé fuerte al viento mis ideas
encontré algún recuerdo en la arena
me senté a respirar bajo una estrella
y soñando abracé algo de ella

La tormenta en concierto desde dentro
el final que aquí empieza a crecer
la princesa, el dragón y este cuento
estas noches que quisiera amanecer.

Carta a la Luna 293 – Más por menos, ahora igual

No volvió a amanecer
mi horizonte oscureció
la mirada enmudeció
y el sonido renunció.

La locura terminó
la razón también se fue
vivo solo entre la piel
abracé lo que quedó.

Mi principio terminó
la excusa se excusó
es voraz el corazón
dar es dar, sin condición.

Carta a la Luna 201 – Recuerdo

No recuerdo mi nombre, no recuerdo el de mi planeta, rodeado por alguna estrella, sé que ahora estoy aquí y siento que en mi pecho algo espera, un sonido en revolución, atenuado por el olvido, por algún motivo me siento perdido, fundido en la oscuridad, no estoy seguro del tiempo y por qué ya no amaneció, estoy sólo, no hay nadie por aquí, todavía sé que te quiero, nada más cierto, porque lo siento, tengo el calor lejano de una sonrisa, siento perderse en el horizonte algo de mi, veo mis manos tatuadas de ti.

No recuerdo todas mis canciones, duelen al frío las lesiones, rodeado de nada, preguntándome por todo, ahora se inundaron otra vez los ojos, ahora que siento que me faltan trozos, por algún motivo me siento invadido por enormes cantidades de vacío, no estoy seguro si sigo algún camino y por qué no puedo volver a soñar, despierto pensando en dormir y volverte a ver, quisiera tanto otro amanecer, siento que se acerca la locura, que sin tu vida, la mía no tiene cura, tal vez pronto no pueda seguir aquí, veo mis manos y me acuerdo de ti.