Carta a la Luna 343 – Luz oxidada

Tanto tiempo navego, bajo tus aguas
la memoria en mis dedos, corre descalza
el sol ríe en secreto, arden mis alas…

Tanta magia olvidada, era un sueño
apretando la sombra, luz oxidada
el espacio vacío, no queda nada…

Cada paso me habla, yo sin palabras
la canción se desnuda, sobre la almohada
el adiós se libera, marcho en calma..

Carta a la Luna 337 – Soñando al despertar

La herida era un fantasma
una frase ensayada, enyesada
este astronauta ahora parte
se rompe en olas sobre el mar
reúne un respiro para el final
la gravedad ahora pesa un poco más
las cartas que no llegan
de mi se olvidarán
que encierro puede ser la libertad
cuando sales a volar, pero sin alas
eres preso de la brisa en picada
en segundos eres nada y aceleras
apretando el corazón
mientras sientes que no llegas
pero ya no eres, eras
golpeaste otro paisaje
te adueñaste de un instante
hombre del espacio
duérmete despacio y sueña
sueña al despertar.

Carta a la Luna 54 – Viaje lunar, día 2

Vuela siempre en libertad Luna preciosa,

nunca temas abrir tus alas espaciales de par en par,

abre también la puerta enorme de tu creatividad

y regalale al universo un poco de tu magia sideral.

Ríe y sé feliz siempre, donde sea que vayas,

eres una energía única entre todas las demás,

Aún no creo la suerte que tuve al poderte encontrar,

aquí entre tantas estrellas y en mi planeta, del otro lado del mar.

A veces parece que las cosas no tienen sentido sin tu sonrisa,

a veces no comprendo esto que llevo dentro y  que me hace vivir,

a veces no puedo conmigo, de lo mucho que siento por quererte a ti.

Siempre confundiendo sueños con realidad cuando estás a mi lado,

eres impresionante, milímetro a milímetro, latido a latido…

te guardo en el pecho, y voy hacia ti derecho, aunque me pierda en el intento,

por ti luna, mi vida sonríe sin descanso, cada vez que te veo o te siento,

cada vez que cruzas esa puerta por las mañanas, me quedo sin aliento…