Carta a la Luna 403 – Después, nada

Después, lo eterno no alcanzará
el tiempo absurdo, se gastará
después, cuando no sea ahora
nada otra vez será

Después, el ego envejecerá
los ojos ciegos, se apagarán
después, cuando todo acabe
nada otra vez, ni nadie

Después, el espacio olvidará
mis cartas aquí se perderán
después, cuando yo me vaya
nada escrito, ni en palabras…

Carta a la Luna 398 – Siempre hoy

El silencio por fin estalló
por el camino algo se apagó
cierra la herida, guardé el dolor
por estas calles, ahora me voy

Salí a la noche sentí el calor
y las estrellas se hicieron canción
grabé otra huella, nada se perdió
abrí el pecho, tembló el corazón

Caí despierto, el sueño acabó
la luna llena, vacío el sol
perdí el juicio contra la razón
soy lo que siento y siempre es hoy…

Carta a la Luna 380 – Ciego

Vamos a decir las cosas claras
porque esto está muy turbio
vamos, que no dices nada
y esto es tan, tan absurdo

Ahora que aprendo a observar
ya no vivo de espejismos
ahora, que no queda nada más
vamos a dejarnos de eufemismos

La mentira era cierta y no verdad
tú sonríe hacia donde quieras
la mentira, la moneda universal
yo sonrío, pero es una pena

Nadie sabe, nadie dice, nadie vio
todo pasa y esto pasará
nadie, como siempre, sólo yo
por abrirme y enseñar el corazón…

Carta a la Luna 359 – Sonrisa y papel

Salí a caminar y la noche se volvió a despertar
el insomnio es habitual, las pastillas naufragando en el mar
la sonrisa y el papel, nadie lo quiere entender
ahora sigo yo a mis pies

Camuflaje emocional, pasarela y apariencia del final
las palabras mentirán, la mirada se crió en sociedad
la sonrisa y el papel, nadie lo quiere saber
ahora escribo otra vez

Astronauta artificial, apagándose en mi pecho al respirar
la canción estallará, el silencio ahora dice mucho más
la sonrisa y el papel, nadie quiere responder
ahora, vuelve a oscurecer…

Carta a la Luna 350 – Medianoche y más

Medianoche, escribiendo en una estrella
desechando, sin problema mis ideas
el espacio ahora gira, entre vértigo y caída
soy de mi, ahora de todos
estoy rodeado, estoy solo

Medianoche, asomado a la ventana de mi vida
sujetando fuerte al corazón en la cornisa
el espacio ahora sabe a despedida
soy momentos, poco eterno
tanto frío, aún latiendo

Medianoche, a la sombra de un recuerdo
anestesia enamorada, pateando el proceso
el espacio ahora fluye más despacio
soy el mismo, ahora extraño
soy la huella, dando un paso.

Carta a la Luna 320 – Caso clínico

Voy en coma o en un sueño
rapidez y sin aliento
el camino estrechando
todo abierto, todo en vano

La raíz del dilema
solución y no problema
soy testigo del efecto
sobrevivo al siniestro

Desgarrando la importancia
los que entraron, ahora escapan
apretando bien los dientes
hazlo ahora y no lo intentes

Disparado por las venas
inflamado de condenas
me aburrí de esperarme
doy el paso, nunca es tarde.

Carta a la Luna 309 – Partiendo

Partió la senda y me dejó
despistando a la ilusión
partió el camino en mi reloj
no vi a la noche apagar el sol.

Partió mi voz y silenció
la melodía en tu rincón
partió el ayer, ahora es hoy
y aún retumbo, aún estoy.

Partió el calor y aquí enfrió
quise abrigarte en mi corazón
partió el disparo y me alcanzó
aún escribo, aún soy yo.

Carta a la Luna 229 – Porque es motivo

Porque te digo la verdad a veces miento,
porque te quiero y no lo lamento,
porque no estás y creo tenerte a mi lado,
porque siempre es ahora y nunca más el pasado,
porque te espero de pie y no me rindo arrodillado,
porque aún respiro y el pecho también late,
porque me es imposible olvidarte.

Porque sin ti no despiertan los días,
porque te doy sólo lo que me inspiras,
porque por ti aprendí a ser mi amigo,
porque el dolor ya no puede conmigo,
porque aprendí a encenderme de frío,
porque soy la mitad, la otra se fue contigo,
porque el tiempo juega a ser mi enemigo.

Porque escucho silencio en el ruido,
porque me encuentro ahora mismo perdido,
porque por ti traicioné a la razón,
porque suele hablarme de ti el corazón,
porque contigo soy libre en esta prisión,
porque gracias a ti sobreviví a la caída,
porque muero por ti, es que sigo con vida.

Carta a la Luna 186 – Nada, todo y algo

Con nada soy feliz, siento tanto desde aquí, es tanto para mi tu sonrisa, una mirada y tu risa, tengo tanto y nada, si apareces en mi corazón, detienes el reloj, quisiera salir a la calle, ir a por ti, el espacio es muy grande para mi.

Con todo soy feliz, escribo desde aquí, es tanto para mi si te veo, no sabrás nunca, quizás, cuanto te quiero, ese lienzo en un dedo, en tus brazos un incendio y quisiera salir, a la calle, ir a por ti, el espacio es muy frío para mi.

Con algo sobre ti, es muy duro para mi, es tanto y tan fuerte, sigo aquí, sin aire y sin pedir más deseos, no me importa si me pierdo, reviviendo cada vez que muero…juro que quisiera ir a por ti, el espacio es tan absurdo, ahora, para mi.

Carta a la Luna 118 – Obras en la Luna

Obras sobre ti, obra de arte, quisiera ayudar pero no debo involucrarme, tengo que apretar fuerte los dientes y aguantarme, tengo que escribirte y nada más, sabiendo que lo estás pasando mal, obras y escenarios personales, tenemos que confiar, nunca es tarde y la función siempre debe continuar.

Obras sobre ti, obra de arte, es difícil tener que contenerme así, porque te adoro desde que te conocí y lo que has hecho tú por mi…obras mías, de mi vida son para ti, lo que siento no se puede describir, aunque es momento ahora, de quedarme quieto aquí, haré todo lo que pueda para hacerte feliz.

Obras sobre ti, obra de arte, yo decido no asfixiarme y pelear por ti, tú eres libre también de decidir el ritmo de tú canción para vivir, obras de miedo, de medianoche en mi cama, luna siempre estás en el cielo cuando haces falta, aunque los nervios muerdan con fuerza, aunque los pensamientos asusten al corazón, siempre es ése golpe en el pecho, quien nos da la razón.

Obras sobre ti, obra de arte, ahí voy a estar para pintarte si pierdes el color, no es una promesa vacía, suicida, es que te quiero con todo lo que soy, obras lunares sobre tus lunares, obras que llevamos en la piel y en la mente, estar aquí cuatro días ya es una suerte, no nos alejemos nunca del ahora, obras espaciales, obras mundiales, recuerda ese cartel, cuando salimos de la nave, que ponía: respira, todo es posible…sonríe, nada es tan grave.