Carta a la Luna 270 – Todo cambia y es igual

Todo vuelve
y no regresa
todo es nada
muchas veces
el silencio que calló
esa frase que mintió
todo engaña
cuando besa
si te abraza
también suelta
todo rompe al ser unido
el espacio compartido
todo tarda pero llega
todo estalla en la cabeza
mientras lates
te detienes
cuando gritas
te contienes
todo cambia
y es igual
todo vuelve a pasar.

Carta a la Luna 269

Es posible que esta noche
anochezca un poco más
y perderme en la sombra
podría ser hasta ideal
es posible que me vuelva
improbable para ti
se me extingue el sonido
se me extingue hasta la voz
es posible que me pierda
es posible y es mejor
que encontrarme tan lejano
tan inútil para ti
es posible que despierte
que me enferme de soñar
que desgarré de mi pecho
lo que nunca va a pasar
es posible tanto y nada
el silencio va a gritar
es posible que mejore
porque ya empeoré
es posible que reaccione
antes de lo que pensé.

Carta a la Luna 268 – Fuera de la ciudad

Dejo un rato la ciudad
de estrellas apagadas
de luna y su espalda
oscura, sin hablar
elección y convicción
decisión y reacción
dejo pronto la ciudad
el recuerdo volverá
y seré como yo fui
tan distinto esta vez
dejaré esta ciudad
pero al fin regresaré
me iré porque llegué
escribiéndote igual
porque esto es así
porque ya no estás aquí
dejo más que la ciudad
porque estoy
y tú no estás.

Carta a la Luna 267 – Consecuencia y paseo

Paseo por el mundo
que hace horizonte
en mis ojos
de viaje profundo
sin fronteras
en mi centro
sin correr
camino y a veces
voy mas lento
descubriendo la vida
en la brisa que respira
sin saber frenar
el recuerdo
a veces de ti
a veces del tiempo
quería tanto
y ahora
un abrazo espacial
podría ser suficiente
podría ser eficiente
o tal vez mortal
disparo mis dedos
intérpretes torpes
de mi corazón
siempre rebelde
y hoy tan dócil
apretado contra mi
cansado de fingir
que el dolor no duele
pero late y pega fuerte
y me canta en las mañanas
porque el alba ya no viene
a romper el simulacro
todo ahora va despacio
pero bien
yo sé también
que todo es perfecto
ya no busco más defectos
es así y así será
porque así tenía que ser.

Carta a la Luna 266 – Tiempos

Fui, soy y seré
luna, tu y yo
fuimos
somos yo aquí
y tú allí
yo que sé
mañana
todavía no es
y dijimos
cantamos
hablamos
y mentimos
no me muero por ti
sino que por ti
reviví
música y espacio
dibujos de tu sonrisa
musa extraña
llegaste y partiste
una mañana
fui astronauta
de mentira
por decir la verdad
compañía y mano amiga
un abrazo y un sueño
que no duerme más
que no llegará
partió partido
y yo perdido
pero sin renunciar
a estos latidos
conmigo
sin ti
y contigo
el tiempo
el frío
un solo estallido.

Carta a la Luna 265 – Procesos

En tu proceso fui
esquivé razones
me perdí
en mi proceso
reviví
vestido de espacio
artista lunar
resaca del pasado
tormenta y atormentado
simpleza y belleza
descarga de fuerza
sonrisa y labios
movimiento
mucha música
lo que siento
y abrazos
entero en pedazos
reciclándose a diario
motor antiguo
dañado a rugidos
cabalgata estelar
estrellas desbocadas
perdiendo miradas
buscando tu rastro
viviendo en un casco
escribo averiado
tal vez soy recambio
piel nueva otra vez
vuelto al revés
sentir que hace daño
pero eso es mi viaje
y es mi equipaje
sabía lo que hacía
el efecto y tu causa
el pulso sin ritmo
aunque no es lo mismo
todo esta bien
nunca fui quién
tampoco astronauta
sólo uno que escapa
del renglón cotidiano
en la oración de la vida
quien vio la salida
el que abrió los brazos
un beso independiente
un “te quiero” recurrente
otra carta dedicada
para ti, igual que ayer
sin nada que esconder.

Carta a la Luna 264 – Poco a poco

Tendré que hacerlo
tendre que verlo
sólo por mi
romper el sueño
porque despierto
siempre sin ti
tendré que irme
acompañado
de tu pasado
y de mis manos
que aún escriben
sólo por ti
todo esta bien
nada esta roto
todo se cura
muy poco a poco
yo sigo bien
tú sé feliz
no te preocupes
si sigo aquí
aún estás dentro
sigue latiendo
por tu sonrisa
y por su efecto
pero sin prisa
respiro lento
no me arrepiento
en cada carta
te envío algo
del astronauta
que un día fui.