Carta a la Luna 211 – Musa fashion espacial

Cuando te vi llegar, rodeada de luz lunar, ultravioleta mirada arrasando mi piel, tu sonrisa siempre espacial, hoy quiero llegar, pero ahora no estás y me puedo congelar…

Sólo recordar, escapaste entre las sombras del espacio y voy detrás, te quiero encontrar, musa fashion espacial, sin fuerza quisiera gritar, pero ahora no estás y me puedo acabar…

Se agota el aire, en gravedad cero, aprieto los dientes, no existe el regreso, cruzando a cuerpo tu ruta espacial, el traje no sabe aguantar, pero ahora no estás y me puedo asfixiar…

Palabras para ti, en cartas envío trozos de mi, desde que te fuiste, los latidos bajan, extraño tanto tu energía espacial, te llevo tatuada, pero ahora no estás y me puedo apagar…

Carta a la Luna 210 – Me olvido de mi

Proceso cósmico donde me ausento, espacio invadiendo el norte, nunca mi centro, espejismo de tu rostro sonriendo y mis ganas, encerradas por su propio bien, quisiera tenerte aquí esta noche, mientras tanto me olvido un poco más de mi.

Despistados los recuerdos de quién fui, espacio apretando el cuello, nunca mi centro, un sonido regresando y tu nombre, grabado sobre mi piel, quisiera abrazarte esta noche, mientras tanto me olvido un poco más de mi.

Exiliado el temor, no me arrepiento, espacio rompiendo un sueño, nunca mi centro, aún golpea y resiste el corazón porque te quiero, mientras respire, aquí te espero, quisiera besarte esta noche, mientras tanto me olvido un poco más de mi.

Carta a la Luna 209 – Encuéntrame

Me arranqué el camuflaje para ti, despegué de mi planeta y no me arrepentí, me encendí para que tú me puedas ver, dibujé un corazón cada mañana en tu piel…Luna, por favor, encuéntrame.

Me perdí hace unos días por aquí, me olvidé como me llamo y no te vi, me arriesgué, quiero que sepas que me encantas, aún te regalo estas cartas…Luna, por favor, encuéntrame.

Me inspiro sólo al leer tu nombre, tú tan bella y yo en este uniforme, me congelo ahora que no estás aquí, es tan fuerte lo que me haces sentir…Luna, por favor, encuéntrame.

Me disipo y el tiempo ya no perdona, tú tan lejos, mi sonrisa pierde forma, me confieso un simple ser humano, que de ti se ha enamorado…Luna, por favor, encuéntrame.

Carta a la Luna 208 – Sinestesia

Arcoíris atrapado entre las pestañas cuando ves el sol, sensación de calor, sinestesia inevitable cuando veo tu rostro entre mis recuerdos, música, lienzo de tu piel y aquel sabor también, probablemente loco jugando a querer ser cuerdo, enamorado todavía, en tú sombra sin salida, naufragando es difícil respirar.

El silencio sideral exhalando una pregunta, cerca al cuello está mordiendo el aliento de la soledad, eternidad robada, en el reloj de mis días sin ti, está guardada, grita fuerte el deseo que dejé en una estrella, fugaz pero inmóvil, tatuada para siempre en mi cabeza, el corazón que te quiere, golpeando contra el pecho, se revela contra el hecho, que sin aire no sé puede respirar.

El impulso inexplicable de algo más allá de mi, que me empuja hacia ti, gravitando alrededor de la idea de encontrarte, frente a frente ignorando al universo, quisiera entregarte eso que late y cada día otro verso, encontrar la palabra exacta en tú boca, sumergirme en tus ojos y ya nada más importa, mientras tanto imagino, coqueteo con las ganas de soñar de nuevo, pero hace mucho que no puedo, Luna, sabes que te quiero y que te espero, pero ningún milagro me hará eterno.

Carta a la Luna 207 – Espero que sepas

Sigo visitando el pueblo que construiste, sigo sintiéndome un poco triste, porque tu sonrisa se marchó, porque la que llevo guardada no es igual, es mejor en vivo, es mejor el corazón lleno que vacío, tu calor y no este absurdo frío, sigo contigo y cada vez menos conmigo.

Sigo confiando en lo que siento, en que todo esto es real y no un cuento, porque sentí cada segundo contigo tan fuerte, porque sigo escribiendo todos los días, porque te quiero aún sin tenerte, cada día en mis manos naciendo un poco de ti, cada día en el pecho muriendo un poco de mi.

Sigo adjuntando mis pedazos, sin inspiración intentando algunos trazos, porque tus ojos se llevaron el efecto de la musa, porque tengo la imaginación demasiado confusa, porque todavía respiro un poco de ti, el tiempo se ríe y aún se apiada de mi, espero que sepas que sigo AQUÍ.

Carta a la Luna 206 – Enamorado de ti

Si el olvido canta victoria y me gana jugando a saber quién soy, es porque sólo tengo lugar para tu sonrisa, bailando al compás de mi corazón, si pierdo la razón es porque te adoré con locura, prefiero caer junto a mi, que volar y perder tu hermosura, tatuada en mi vida, te recuerdo tan exacta todavía, si algo callé es porque siempre te puse primero, el silencio ganó simplemente porque te quiero, despierto, no duermo y me pierdo un poco más en mi, apretando los labios sigo enamorado de ti…

Si la certeza abandona también mi cabeza, espero tener todavía tu imagen conmigo, apareciendo, quizás, cuando duela y haga frío, no me arrepiento de nada de lo que hice por ti, lo haría mil veces de nuevo, quisiera tanto que estés aquí, prefiero un segundo a tu lado, que por esta vida haber pasado sin conocerte, quisiera tanto que seas mi presente y un deseo al futuro, de nada ahora puedo estar seguro, sólo de lo que siento, aunque mañana no me acuerde de mi, sé que no he querido tanto, como te quiero a ti…

Carta a la Luna 205 – Posibilidad aquí

Puede ser que ya no vuelva a recordar, puede que me pierda y olvide respirar, puede ser que aún estés fuerte en mi, puede ser que no sepa que hago aquí.

Puede ser que trascienda y sepa revivir, puede ser que me apague y me vaya de mi, puedo ser un instante, o el infinito por ti, puede ser que no sepa que hago aquí.

Puede ser que nada ya importe, puede ser que olvides mi nombre, puedo ser quién siempre esté para ti, o un abrazo que sé perdió por ahí, puede ser que te quiera con todas mis fuerzas, puede ser que sin volver, desaparezcas y a veces no sé, que hago solo, aquí sin ti…

Carta a la Luna 204 – Por aquello

Por aquello que encontré en tus ojos, es que ahora me pierdo, por aquello que dejé de sentir, es que ahora siento, por aquello que sufrí, es que sano y caigo enfermo, por aquello que viví, es que aprendí sin aire a sobrevivir.

Por aquello que encontré en tu sonrisa, es que sonrío, por aquello que quemó, es precisamente por lo que ahora sólo hace frío, por aquello que entregué en un abrazo, por aquello que me rompió en pedazos, por aquello que se fue, es que ahora ya no sé volver.

Por aquello que encontré en tus mañanas, escribo más de doscientas cartas, por aquello que pareció, por aquello que se desenmascaró, por aquello que soñé, es por lo que ahora sudando, desperté, por aquello de lo que creí estar tan seguro, es que ahora todo parece tan absurdo.

Por aquello que pegó fuerte y que ahora me duele, por aquello que besó y venció al tiempo, es que ahora a mi no pertenezco, por aquello que incendia la revolución en mi centro, es por lo que sigo latiendo, por aquello que me arranqué del pecho, aquello que me dejó incompleto.

Carta a la Luna 203 – Sé muy bien

El dolor, cuando se acabó el calor, el amor, capitán de mis deseos, sigo aquí y no puedo parar, soy consciente que no estás, pero siento, cada uno de tus momentos y sé, que te quiero, yo sé que te espero, mientras muero y ahora pierdo, un poco la identidad, pero aún tengo tu sonrisa y tu recuerdo, sacudiendo mi universo…y sé, sé muy bien que te quiero.

El calor, se perdió por el sendero, el dolor, se coló entre los huesos, sigo aquí y no me voy a rendir, estoy presente y tú no estás, pero siento, la vibración de tu cuerpo y sé, que te quiero, yo sé que te espero, mientras trato de soñar, para poderte encontrar, pero despierto y ya no duermo, cierro los ojos y finjo descansar…y sé, sé muy bien que te quiero.

El amor, siempre sabe mejor, el sudor, se mudó de mis manos, sigo aquí, en un pueblo lejano, estoy ausente si tú no estás, pero siento, todavía tus besos y sé, que te quiero, yo sé que te espero, mientras vuelvo a escribir, para ti,  para poder respirar de nuevo, pero no sopla tu brisa y me enfermo, mientras veo apretando al tiempo…y sé, sé muy bien que te quiero.

Carta a la Luna 202 – Si no te encuentro

No sé muy bien a dónde voy, no veo nada alrededor, llevo apretado en el puño la razón, no sé por qué no estás aquí, no queda mucho más de mi, cuando te fuiste también siento que me fui, ya no importa el destino, ya se borró hasta el camino, si no te encuentro pronto, luna, estoy perdido…

No sé muy bien de dónde vengo, pero aún sé a donde voy, siento la pena asfixiando al dolor, no sé por qué esto es así, por qué me olvido hasta de mi, por qué la vida se pintó toda de gris, ya no me importa más el riesgo, me importa sólo lo que siento, si no te encuentro pronto, luna, pierdo el centro…

No sé muy bien por qué no estás, sólo te fuiste, así sin más, tal vez no quieras que te vaya a buscar, pero no puedo evitarlo, respiro por quererte tanto, creo que ni si quiera yo sabía cuanto, ahora no sirve estar callado, quisiera oírte decir algo, si no te encuentro pronto, el corazón se habrá apagado…