Carta a la Luna 180 – Posibilidad

Puede ser que sea un ingenuo, puede que sea un idiota, puede ser que un complejo de astronauta, puede ser que sea imposible, puede que parezca improbable, puede ser que se me acabe el aire en este viaje, puedo ser tanto por ti, eres tanto para mi, puedo escribirte mil poemas y seguir.

Puede que sea mortal, puede que me salga mal, puede ser que la reserva no me alcance para llegar, puede ser casualidad, puede ser causalidad, puede ser que en tus mirada sea inmortal, puede ser que el corazón, se acostumbrara al dolor, puedo ser tanto por ti, eres la luna para mi, puedo contarte una historia y verte dormir.

Puede ser que no pueda más, puede ser que no vuelva más, puede ser que busque la lluvia para llorar, puede ser que te quiera tanto, puede ser que aún no sepas cuánto, puedo encontrarme derrotado, puedo morir enamorado, puede que sea el destino y tú mi camino, puedo decirte desde aquí, que lo que late es para ti, puedo abrazarte y no encontrar jamás el fin.

Carta a la Luna 179 – Para vivir

Me gusta todo lo que empieza en ti, esta noche, otra vez sobreviví, me gusta el color que pintaste en el espacio, me gusta escribir despacio para ti, me gusta tu sonrisa porque me hace sonreír, me gusta que me inspires a vivir.

Me gusta el infinito de tu abrazo, me gusta tu reflejo sobre el mar, me gusta esa canción cuando es contigo, me gusta tu sonido espacial, me gusta si me pongo a dibujarte, me gusta si me pierdo en tu mirada, me gusta dedicarte estas cartas, me gusta que me inspires a vivir.

Me gusta saber que eres feliz, aunque no estés ahora mismo junto a mi, me gusta si te atreves, sacando todo lo mejor de ti, me gusta el momento exacto en que apareces, me gusta si tatúo en tus manos, me gusta sentirme enamorado, me gustas tú porque me inspiras a vivir.

Carta a la Luna 178 – Escribiendo para ti

Esta noche, escribiendo para ti todo es mejor, cada texto empezando en el corazón, tu recuerdo como el cielo sobre mi, si te escribo te revivo y parece que estás junto a mi, eres luna en la galaxia, la mujer y la elegancia, desde el alba, eres mi inspiración.

Esta noche, escribiendo para ti te puedo ver, si recuerdo tu sonrisa, el pecho late a prisa, tu recuerdo mi pretexto para volver a sentir, si te escribo te abrazo a lo lejos y parece que una fiesta se organiza desde dentro, la mujer más espacial, luna nueva especial, desde el alba, eres mi inspiración.

Esta noche, escribiendo para ti bella mujer, incendiaste el espacio, me enseñaste a creer, tu recuerdo es muy fuerte, todo el tiempo y de repente, si te escribo me confieso de algún modo, te confieso que cada día me enamoro otra vez, la mujer más sorprendente, orbitando en mi mente, agradezco a la suerte por tu vida y por quererte, desde el alba, eres mi inspiración.

Carta a la Luna 177 – Hoy te vi

Si te veo, el espacio es un punto negro al final de cada carta, si te veo, veo al universo entero frente a mi, si te veo me enamoro otra vez y hoy te vi, es perfecto estar vivo junto a ti.

Si te veo, el cielo sé cae al mar, la marea es espacial, sólo me dejo llevar, si te veo, veo musas y sirenas flotando entre las estrellas y hoy te vi, es perfecto, respirar cerca de ti.

Si te veo, es un sueño despertando en realidad, la sonrisa que sabe a eternidad, si te veo tengo todo, si te veo resucito de algún modo y hoy te vi, es perfecto, desde que te conocí.

Carta a la Luna 176 – Posiblemente

Posiblemente esté perdido, sumergido en este momento, todo el tiempo naufragando en tu recuerdo, estoy de acuerdo si no vuelvo a soñar, prefiero la realidad y tu sonrisa un segundo, que sin ti la eternidad, posiblemente esté perdido, pero siempre estás conmigo.

Posiblemente esté ausente, escapando de mi mente, todo el tiempo estás tú apareciendo, estoy de acuerdo si no logro escapar, prefiero encerrarme en lo que siento y perder por fin la llave, recordando tus mañanas en la nave, puede ser que esté perdido, pero siempre estás conmigo.

Posiblemente me mantenga enamorado, sin opción a ignorarlo, todo el tiempo escribiéndote poemas, desde el corazón que me gobierna, prefiero perderme en el espacio y perder hasta la luz, si lo último que veo eres tú…parece que estoy perdido, pero siempre estás conmigo.

Carta a la Luna 175 – En ti

En tus ojos una mañana me perdí, me dejé llevar y vi lo que había ahí, en tus ojos, filtros verdes de energía y tu verdad, en tus ojos una historia que no puede terminar, en tus ojos, ilusión y un par de musas mirando por el cristal, en tus ojos me olvidé de respirar.

En tus manos una tarde me encontré, me dejé llevar y aprendí a confiar, en tus manos un tatuaje artificial y yo tu artista personal, en tus manos el calor cuando empezaba a tiritar, en tus manos el universo en un segundo cuando te pude tocar, en tus manos es más fácil respirar.

En tu boca una sonrisa especial, una curva imposible de olvidar, en tu boca se detiene hasta el tiempo y un momento supera la eternidad, en tu boca un concierto de tu risa, esa magia en la brisa cuando te pones a hablar, en tu boca, sólo un beso es un incendio espacial, en tu boca no hace falta respirar.

Carta a la Luna 174 – Después de la vida

Después del deseo en una estrella, después de la tormenta y la marea, después de mis manos y mil cartas, después de vestirme de astronauta, después de un beso en la memoria, después del final de mis historias, después de mi derrota y mi victoria, después de todo lo que  yo viva, siempre estarás tú.

Después del milagro del amor, después de los golpes del dolor, después de cruzar todo el espacio, después de aprender a ir despacio, después de tú sonrisa y su efecto, después de mi huída y tú regreso, después de mis noches y tus días, después de todo lo que yo viva, siempre estarás tú.

Después de decirte que te quiero, después de vivir, por ti me muero, después de un café y un té rojo, después de la vida y sus antojos, después de un abrazo justiciero, después de escribir por ti de nuevo, después de un dibujo enmarcado, después de todo lo que ha pasado, después siempre es antes porque vuelves, después de todo eres la luna, después de ti no existe ninguna, después de todo lo que yo viva, siempre estarás tú.