Carta a la luna 9

El astronauta es tan improbable como una flor creciendo en el pavimento…y es igual de real…casi sin aire, respira…sin nada en la oscuridad, lo tiene todo…escribe una vez más, con el frío acariciando sus manos…y las ganas golpeando con fuerza en el pecho:

 

No estamos juntos pero ya te siento conmigo…

tu sonrisa me alimenta cuando lo necesito.

En mis sueños nos reímos y oímos mil canciones…

y conectamos, compartimos, me siento vivo.

Respiro poco a poco y por la noche te abrigo, te espero, te miro…

y ya siento que te toco.

Y otra vez te escribo…te oigo, aunque no hagas ruido.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s